El pro­pie­ta­rio de Ama­zon, Jeff Be­zos, al­can­za el es­pa­cio en un cohe­te de Blue Ori­gin

FUENTE: NCC

Jeff Be­zos, el fun­da­dor de Ama­zon y el hom­bre más rico del pla­ne­ta, al­can­zó este mar­tes el es­pa­cio jun­to a otros tres acom­pa­ñan­tes y a bor­do del New She­pard, un cohe­te de la com­pa­ñía Blue Ori­gin y con el que su­peró los 100 ki­ló­me­tros (62 mi­llas) de al­ti­tud.

El mul­ti­mi­llo­na­rio y el res­to de pa­sa­je­ros des­pe­ga­ron so­bre las 08:13 ho­ras lo­ca­les, es de­cir con algo de re­tra­so res­pec­to a la hora pre­vis­ta a cau­sa de re­vi­sio­nes téc­ni­cas de úl­ti­mo mi­nu­to, y lo hi­cie­ron des­de una pla­ta­for­ma en el oes­te de Te­xas, en un via­je que en to­tal du­ra­rá unos once mi­nu­tos.

Unos tres mi­nu­tos des­pués de des­pe­gar, la cáp­su­la con sus ocu­pan­tes se des­pe­gó sin con­tra­tiem­pos del cohe­te pro­pul­sor y tras su­perar la lí­nea ima­gi­na­ria de Kar­man, si­tua­da a 99,7 ki­ló­me­tros de la Tie­rra y que en al­gu­nos ám­bi­tos cien­tí­fi­cos se acep­ta como la di­vi­sión en­tre la at­mós­fe­ra te­rres­tre y el es­pa­cio ex­te­rior.

Foto: AFP
Pri­me­ra mi­sión tri­pu­la­da

Blue Ori­gin tie­ne su pri­me­ra mi­sión tri­pu­la­da, un sal­to de 11 mi­nu­tos des­de el oes­te de Te­xas has­ta más allá de la lí­nea Kar­man y vi­ce­ver­sa, para coin­ci­dir con el 52 aniver­sa­rio del pri­mer ate­rri­za­je en la Luna.

“#NewS­he­pard está en la pla­ta­for­ma. El equi­po de lan­za­mien­to ha com­ple­ta­do el des­plie­gue del vehícu­lo esta ma­ña­na”, tui­teó la com­pa­ñía.

El fun­da­dor de Vir­gin Ga­lac­tic, Ri­chard Bran­son, hizo el via­je el 11 de ju­lio, su­peran­do por poco al mag­na­te del Ama­zo­nas en esta ba­ta­lla de mul­ti­mi­llo­na­rios.

Blue Ori­gin tam­bién mira más alto: tan­to res­pec­to a la al­ti­tud a la que as­cen­de­rá su nave re­uti­li­za­ble New She­pard en com­pa­ra­ción con el avión es­pa­cial de Vir­gin, como en lo que tie­ne re­la­ción con sus am­bi­cio­nes.

Be­zos, de 57 años, fun­dó Blue Ori­gin en 2000 con el ob­je­ti­vo de al­gún día cons­truir co­lo­nias es­pa­cia­les flo­tan­tes con gra­ve­dad ar­ti­fi­cial don­de mi­llo­nes de per­so­nas tra­ba­ja­rán y vi­vi­rán. 

Hoy, la com­pa­ñía está desa­rro­llan­do un cohe­te or­bi­tal lla­ma­do New Glenn y un mó­du­lo de ate­rri­za­je lu­nar que es­pe­ra con­tra­tar con la NASA.

New She­pard ha rea­li­za­do 15 vue­los sin tri­pu­la­ción para po­ner­lo a prue­ba y tes­tear los me­ca­nis­mos de se­gu­ri­dad, como dis­pa­rar la cáp­su­la le­jos de la pla­ta­for­ma de lan­za­mien­to si el cohe­te ex­plo­ta o ate­rri­zar con un pa­ra­caí­das me­nos.

“Apren­di­mos cómo ha­cer que un vehícu­lo sea lo su­fi­cien­te­men­te se­gu­ro para que es­te­mos dis­pues­tos a po­ner a nues­tros se­res que­ri­dos en él y en­viar­los al es­pa­cio”, dijo el di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Blue Ori­gin, Bob Smith, en una se­sión in­for­ma­ti­va el do­min­go.

Las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas ac­tual­men­te pa­re­cen fa­vo­ra­bles y el even­to se trans­mi­te en vivo a tra­vés de BlueO­ri­gin.com.

El más rico, el ma­yor, el más jo­ven

Jun­to a Be­zos es­ta­rán la avia­do­ra Wa­lly Funk, quien a sus 82 años será la as­tro­nau­ta más vie­ja de la his­to­ria, y el ho­lan­dés Oli­ver Dae­men, de 18, quien se con­ver­ti­rá en el más jo­ven.

Com­ple­tan­do el cuar­te­to apa­re­ce el her­mano me­nor y me­jor ami­go de Jeff Be­zos, Mark, quien di­ri­ge la Be­zos Fa­mily Foun­da­tion y tra­ba­ja como bom­be­ro vo­lun­ta­rio.

Cabe des­ta­car que es­ta­rá au­sen­te el ga­na­dor to­da­vía anó­ni­mo de una subas­ta de 28 mi­llo­nes de dó­la­res por un asien­to, que tuvo “pro­ble­mas de agen­da” y par­ti­ci­pa­rá en un vue­lo fu­tu­ro.

El pa­dre de Dae­men, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de una fir­ma de ca­pi­tal pri­va­do, fue se­gun­do en la li­ci­ta­ción, lo que per­mi­tió que su hijo ado­les­cen­te se con­vir­tie­ra en el pri­mer clien­te pago de la com­pa­ñía.

Des­pués del des­pe­gue, New She­pard se pre­ci­pi­tó ha­cia el es­pa­cio a ve­lo­ci­da­des su­pe­rio­res a 3.700 kph uti­li­zan­do un mo­tor de oxí­geno e hi­dró­geno lí­qui­dos cuyo úni­co sub­pro­duc­to es el va­por de agua.

La cáp­su­la se se­pa­ra­rá de su pro­pul­sor y, cuan­do suba lo su­fi­cien­te, los as­tro­nau­tas se des­abro­cha­rán y ex­pe­ri­men­ta­rán la in­gra­vi­dez du­ran­te tres o cua­tro mi­nu­tos.

La nave es­pa­cial al­can­za­rá su pun­to má­xi­mo a 106 km de al­ti­tud, lo que per­mi­ti­rá a los miem­bros de la tri­pu­la­ción ad­mi­rar la cur­va­tu­ra del pla­ne­ta y el ne­gro como la tin­ta del res­to del uni­ver­so.

El pro­pul­sor re­gre­sa­rá de for­ma au­tó­no­ma a una pla­ta­for­ma de ate­rri­za­je jus­to al nor­te de su lu­gar de lan­za­mien­to, mien­tras que la cáp­su­la vol­ve­rá a la Tie­rra en caí­da li­bre con tres pa­ra­caí­das gi­gan­tes y, fi­nal­men­te, un pro­pul­sor, para un ate­rri­za­je sua­ve en el de­sier­to.

Funk, quien se des­ta­có en el pro­yec­to Mer­cury 13 des­ti­na­do a ca­pa­ci­tar a las mu­je­res para el es­pa­cio pero fue re­cha­za­da de­bi­do al se­xis­mo de los pri­me­ros años de la era es­pa­cial, dijo que pla­nea­ba apro­ve­char al má­xi­mo la opor­tu­ni­dad.

Se­gún de­cla­ró a NBC es­ta­ba an­sio­sa por flo­tar, gi­rar y ro­dar en gra­ve­dad casi nula.

“El peor mo­men­to”

Blue Ori­gin se ha man­te­ni­do re­la­ti­va­men­te par­co so­bre el fu­tu­ro in­me­dia­to.

La com­pa­ñía dice que pla­nea dos vue­los más este año, y “mu­chos más” en 2022. 

Los ana­lis­tas ob­ser­van que mu­cho de­pen­de­rá de los pri­me­ros éxi­tos y la cons­truc­ción de un só­li­do his­to­rial de se­gu­ri­dad.

Smith, el CEO, re­ve­ló el do­min­go que el pró­xi­mo lan­za­mien­to po­dría te­ner lu­gar en sep­tiem­bre u oc­tu­bre.

Al mis­mo tiem­po, el sec­tor está co­men­zan­do a en­fren­tar crí­ti­cas por la óp­ti­ca de las per­so­nas su­per­ri­cas que des­pe­gan al es­pa­cio mien­tras la Tie­rra en­fren­ta desas­tres im­pul­sa­dos por el cli­ma y una pan­de­mia de co­ro­na­vi­rus.

“¿Po­dría ha­ber un peor mo­men­to que este para que dos pro­pie­ta­rios su­per­ri­cos de cohe­tes reali­cen un pa­seo rá­pi­do ha­cia la os­cu­ri­dad?”, es­cri­bió Shan­non Sti­ro­ne en un ar­tícu­lo en Atlan­tic.

Por: AFP/​EFE.