Dejar de esperar, dejar y encontrar

0

Por Ismael Haidrocnok

Dejar de esperar que alguien venga a decirme que voy a recibir algo.

Que me van a dar algo por lo que no me he esforzado – o quizás sí – pero que no lo recibiré por por ese esfuerzo sino por conocer a alguien que puede conseguirme algo. Y que me lo puede brindar contrayendo una deuda aparentemente insignificante, pero que tal vez nunca pueda saldar.

Dejar de esperar que las cosas cambien para mejor, porque mi salario siempre «es poco», mi vecino siempre «tiene mas» – o menos – y mi vida, sin importar el buen o mal pasar, será mía. Y eso es lo lindo.

«Al amar la comodidad no recibo amor a cambio, sino solo el miedo a enfrentar un futuro sin ella»

Dejar de esperar que las personas sean como quiero para estar contento con ellas. Y empezar a estar contento por estar con ellas.

Dejar de esperar que las excusas consigan apaciguar mis inquietudes y necesidades más profundas, porque en vano esperaría toda la eternidad.

Dejar de esperar y empezar a dejar…

Al amar un logro fácil no recibo amor a cambio, sino solo la angustia de no saber hasta cuando durará, porque no sabré sostenerlo.

Al amar la comodidad no recibo amor a cambio, sino solo el miedo a enfrentar un futuro sin ella.

Al amar la condescendencia y la pleitesía no recibo amor a cambio, sino solo vínculos vacíos y endebles.

Al amar engañarme no recibo amor, sino solo muerte en vida.

Empezar a dejar y encontrar…

Encontrar lo que me gusta hacer y verdaderamente me llena.

Encontrar lo que tengo en mis manos y no lo veo.

Encontrar a quien tengo al lado y nunca lo miro.

Encontrar mi verdadero rostro. Y en él mi alma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here